Cabra

Descansa en una hondonada, justo al pie de las primeras estribaciones de las Sierras Subbéticas, arrullada por arboledas y manantiales. A sus espaldas se eleva la cima del Picacho, coronada por la ermita de la Virgen de la Sierra.

Fotografía antigua del Castillo, parroquia de la Asunción y Sierra de LucenaTenida por una de las poblaciones más antiguas de la comarca, sus hallazgos y las pruebas iniciales de su asentamiento se remontan al paleolítico. Posiblemente fue un poblado tartésico, más tarde ibérico, que en el siglo III a.C. entró en la órbita romana. Igabrum constituyó un destacado núcleo urbano con la categoría de municipium desde el siglo I d.C. La agricultura, el olivo y los cereales, eran la base de su riqueza, así como la explotación de sus canteras. Durante el período visigodo Egabro se contó entre las principales sedes episcopales del sur hispano y, por tanto, entre sus centros de poder. La pervivencia del cristianismo se prolongaría hasta la época musulmana. De hecho, las referencias a sus obispos Recafredo y Reculfo a mediados del siglo IX son las primeras noticias directas de Qabra. Capital de una extensa cora, que abarcaba buena parte de los actuales pueblos limítrofes, aparece luego involucrada en la sublevación del muladí Umar Ibn Hafsun, que anexionó la villa a su causa.

Los años más sosegados del califato concluyeron en el siglo XI, cuando proliferaron los reinos de taifas y Cabra pasó a depender del reino zirí de Granada. Por esas fechas tuvo lugar en sus inmediaciones un legendario combate en el que participaron las tropas castellanas de Alfonso VI, el Cid Campeador, los ziríes granadinos y el ejército sevillano de al-Mutamid. Hacia 1126 el rey Alfonso I el Batallador recaló en ella durante sus expediciones. Sus trazas se pierden hasta 1254, cuando ya se hallaba firmemente en manos cristianas, entregada a Fernando III unos años antes. La villa cristiana medieval, arracimada en torno al castillo, con una importante aljama judía, se vio asociada, como sus vecinas, a los avatares de frontera. Tras pertenecer a diversos señores y a la corona, fue cedida en 1439 a Diego Fernández de Córdoba, titulado al poco conde de Cabra. Bajo el señorío de su linaje conoció una particular expansión sobre todo en los siglos XVI y XVIII, adquiriendo la densa fisonomía monumental que hoy la caracteriza.

Visitas 

Castillo de los condes de Cabra

Castillo de los Condes de CabraSe eleva en la parte más alta de la población, dominando el barrio de la Villa y la plaza Vieja. Constituía el principal baluarte del perímetro de murallas con torres que circundaban el caserío de Cabra. Su trazado se aprecia con claridad al acercarse al pueblo. La fortaleza, disimulada por edificios adosados, comprendía un amplio recinto, con un patio de armas donde podían formar, según los cronistas, de ocho a diez mil hombres. Sobre cimientos romanos, fue reedificado por los musulmanes –es mencionado en el siglo IX–, y muy reformado en época cristiana, destacando de su obra la Torre del Homenaje, de más de 20 m. de altura, reedificada en 1515. En el siglo XVI se convirtió en palacio de los condes de Cabra, en el XVII, en convento de franciscanos capuchinos y posteriormente, en colegio de Escolapias. De las dependencias monásticas se distinguen el claustro de arquerías de tradición mudéjar y la iglesia, con el magnífico lienzo de Valdés Leal de La Visión de San Francisco, fechado en 1672. 

Parroquia de la Asunción y Ángeles

Ha sido llamada «la mezquita del Barroco» por combinar las proporciones del oratorio musulmán sobre el que se construyó, con las formas del más puro barroco cordobés. Sus 44 columnas de jaspe rojo sostienen los arcos que dividen el templo en cinco naves. En la obra, realizada en los siglos XVI, XVII y XVIII, se distinguen ricas capillas decoradas con retablos, pinturas y tallas, una hermosa portada de 1743, con columnas salomónicas, y la torre, de 1724. Ante la iglesia discurre el encantador barrio de la Villa, núcleo primitivo de Cabra. 

San Juan de Dios, Círculo de la Amistad

La iglesia de San Juan de Dios, concluida en 1765, alberga uno de los mejores interiores barrocos de Cabra, por su movido espacio, yeserías y excelente imaginería. A su lado se abre el antiguo claustro, hoy patio del agradable casino del Círculo de la Amistad. 

Museo Arqueológico

Ocupa una mansión donde se muestran hallazgos locales, desde fósiles y útiles prehistóricos a objetos ibéricos y romanos, como las refinadas esculturas de Eros y Dionisos y la réplica de Mithra sacrificando un toro, así como el conjunto de mosaicos romanos. Completan su fondo diversos materiales, algunos hispanomusulmanes. 

De San Juan Bautista a la Fundación Termens

Desde el Cerro se suceden varios hitos de interés, como la iglesia de San Juan Bautista del Cerro, uno de los primeros espacios de culto, el templo de las Angustias, con su extraordinario grupo escultórico atribuido a José de Mora, el Instituto Aguilar y Eslava, modelo de mansión del Seiscientos, la ermita de la Soledad, la iglesia de Santo Domingo y la Fundación Termens, sede del magnífico mausoleo labrado por Mariano Benlliure en 1914.

Paseos y alrededores

Un recorrido por Cabra debe partir de la Plaza Vieja, centro de gravedad histórico y monumental, frente al Castillo; al oeste se escalonan las calles quebradas del barrio de la Villa y las cuestas del cerro, donde algunos rincones-la puerta del Sol, la calle Morería-evocan la huella de al-Andalus. La ciudad moderna crece hacía el este, con la avenida José Solís y la plaza de España como ejes de actividad, resaltando entre el caserío iglesias, soberbias casas palacio y edificios notables, como la plaza de toros.

Fuente del RíoEn la salida de Priego se encuentra el frondoso remanso de la Fuente del Río. En una gruta de la que surge un manantial se cobija una imagen de la patrona, la Virgen de la Sierra. A partir del casco urbano se entra en el parque natural de las Sierras Subbéticas, cuyo centro de recepción de Santa Rita se ubica junto a la carretera de Priego, en el puerto del Mojón.

Por encima de Cabra, a 15 km. de camino, sobresalen los 1.217 m. del Picacho coronados por la ermita de la Virgen de la Sierra. Desde su excepcional mirador se divisan una espléndida panorámica, los parajes de la Nava y el Lapiaz de los Lanchares, típicos relieves calcáreos de las Subbéticas, y las canteras de donde se extraen mármoles y jaspes.

Distancias: 78 km a Córdoba, 115 a Granada
Provincia: Cordoba
Altitud: 440 metros
Población: 20.935 habitantes

Puntos de Información:

  • Oficina Municipal de Turismo: Plaza de España, s/n, Tel. 957 523 493

Buscar

x_alojamientos.gifAlojamientos x_shop.gifArtesanía y Compras

{mosgmap mapid=18}


Establecimientos colaboradores en la Ruta del Califato

Ziryab Taberna Gastronómica
Córdoba
Ruta del Califato
Restaurante El Churrasco
Córdoba
Ruta del Califato
Restaurante Taberna Casa Pepe de la Judería
Córdoba
Ruta del Califato
Villa Turística de Priego
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Finca Buytron
Montilla
Ruta del Califato
Mesón-Restaurante Balcón el Adarve
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Hotel Huerta de las Palomas
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Aceites Vizcántar
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Viaja por: Ruta del Califato Etapas de la Ruta Cabra