Víznar

Forma parte del ribete de pueblos blancos que, a la vista de Granada, salpican las faldas de las sierras que circundan la capital. Víznar, un pueblo que nació al conjuro del agua, remonta sus orígenes a la Edad Media. Efectivamente, la creación durante la dinastía zirí en el siglo XI, en la época de las taifas que siguieron a la disolución del califato en al-Andalus, de la Fuente Grande y la construcción de la acequia de Aynadamar para llevar el agua hasta el Albaycín granadino, hicieron crecer la primitiva alquería, extendiéndose su caserío paulatinamente sobre una cresta entre barrancos al pie de la sierra de Huétor.

Vista de Víznar desde la Acequia de Aynadamar.El paso del agua y el sistema de aprovechamiento del riego que se dispuso dio lugar a la delimitación de 16 suertes, esquema medieval de reparto del agua y de propiedad de la tierra cuyas trazas aún siguen vigentes. Víznar fue una de las últimas poblaciones granadinas que pasaron a manos de los Reyes Católicos, capitulando en 1491 junto con Alfacar. La riqueza de sus aguas, su privilegiado emplazamiento serrano, su clima agradable y la cercanía de la capital la convirtieron, como tantas otras aldeas y alquerías de la vecindad, en un refugio predilecto de los granadinos para el descanso durante la estación seca, siendo el lugar preferido secularmente para el retiro veraniego de los arzobispos de Granada. Prueba de ello es uno de sus principales recintos monumentales, el palacio del Cuzco, mandado edificar por el Arzobispo Moscoso y Peralta.

Visitas

Acequia de Aynadamar

A través del término de Víznar, al norte del pueblo, corre esta acequia mayor trazada en época andalusí. Mantiene la estructura y sistema de conducción de agua originales, a pesar de las reformas que se le han ido haciendo a lo largo del tiempo, dado su uso continuado hasta nuestros días. 

Palacio del Cuzco

Este magnífico conjunto palaciego, declarado Monumento Nacional, fue mandado construir como residencia de verano, por el Arzobispo del Cuzco y luego titular de la mitra de Granada entre 1789 y 1811, don Juan Manuel  Moscoso y Peralta. La obra se inició a fines del siglo XVIII, terminándose hacia 1800.

Jardín del Palacio del Cuzco.Al igual que sucede en otros pueblos que sirvieron de retiro estival de dignidades eclesiásticas, el palacio se encuentra adosado a la iglesia parroquial. Su fachada, en la que se aprecian restos de pinturas murales, forma ángulo recto con la fachada del templo. Sobre el sencillo frontón que decora la portada de la villa campea el escudo en piedra de la archidiócesis granadina. El cuerpo principal de la construcción consta de dos plantas con grandes salas y una galería de arcos sobre columnas que mira a oriente, pintada al fresco con diversas escenas del Quijote. Ante la residencia se desenvuelven dos jardines, uno de ellos con cipreses y magnolios centenarios. 

Iglesia del Pilar

Iglesia del Pilar.Se construyó en el siglo XVI, posiblemente sobre el solar de una mezquita preexistente. Es de planta rectangular y tiene dos naves. Destacan su portada y su artesonado mudéjar.

Paseos y alrededores

La visita esencial a Víznar se concentra en la plaza de la Constitución o plaza Noguera, un agradable ámbito centrado por una fuente y una cruz de piedra.

Plaza de la Constitución o Plaza de Noguera.En sus costados se alinean el Ayuntamiento, la Iglesia parroquial, el Palacio del Cuzco y algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura doméstica popular de Víznar. Hacia la parte baja del pueblo, en la plaza de Crovetto, el paseo se topa con una vieja ermita y, avanzando un poco por la calle Reina Sofía, siguiendo el muro lateral del Palacio del Cuzco, desemboca en un mirador orientado hacia las traseras del Palacio, el barranco y la Vega; a sus pies queda un pequeño huerto en el que se cultivan las hortalizas de la estación veraniega, vergel que rememora el primor de los cultivos irrigados que primaban en los siglos de al-Andalus.

Los alrededores de Víznar ofrecen variadas e interesantes excursiones. Una, ya comentada, en dirección a Alfacar, conduce a la acequia de Aynadamar y al barranco, lugares cargados de belleza e historia. Finalmente, Víznar es una de las principales puertas de acceso al Parque Natural de la Sierra de Huétor y en el paraje conocido como Puerto Lobo, al que se llega desde el pueblo, se encuentra el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza, que ofrece toda la información necesaria sobre el parque y su visita.

Distancias: 190 km a Córdoba, 9 a Granada
Provincia: Granada
Altitud: 1.074 metros
Población: 796 habitantes

Puntos de Información:

  • Ayuntamiento: Plaza de la Constitución, 5, Tel. y Fax 958 543 304

Establecimientos colaboradores en la Ruta del Califato

Apartamentos Rurales Los Castillarejos
Luque
Ruta del Califato
Bodegas Mezquita
Córdoba
Ruta del Califato
Hotel Lola
Córdoba
Ruta del Califato
Casa Rural Fuente del Rey
Alcalá la Real
Ruta del Califato
Hospedería El Churrasco
Córdoba
Ruta del Califato
Hotel La Casa Grande
Baena
Ruta del Califato
El Lagar de los Vinos
Alcalá la Real
Ruta del Califato
AC Córdoba Palacio
Córdoba
Ruta del Califato
Viaja por: Ruta del Califato Etapas de la Ruta Víznar