Zuheros

Vista de ZuherosAl abandonar Baena, se van acentuando en el horizonte los primeros peñascos, envalentonados por todo el paisaje que les respalda y que, de momento, sólo se adivina. Es la comarca de la Subbética cordobesa. Al cabo de un breve desvío en la N-432 queda Zuheros, uno de los pueblos más pintorescos de Andalucía, colgado en un peñasco bravío a las puertas del parque natural en que se han convertido estas sierras. 

Basta echar una ojeada al museo local para comprobar la temprana población de estos contornos. Desde el paleolítico medio estuvo habitada la cueva de los Murciélagos; proliferan los yacimientos con restos ibéricos y romanos. En uno de estos asentamientos, quizás en la romana Sucubos, los musulmanes fundaron hacia fines del siglo IX la enriscada villa, núcleo y torre vigía, de Suhayra, diminutivo del árabe sajr, que significa peña. Se dotó más tarde de fuertes defensas, desde el califato al dominio almohade. Por último, cayó bajo las armas de Fernando III, que hubo de tomarla al asalto. De su importancia en la época da idea el hecho de que el rey la cediese a su propia esposa, doña Juana de Ponthieu.

Como las demás de esta banda morisca por donde corría la frontera con el reino de Granada, se convirtió en una típica villa-fortaleza, marcada por la huella de su pasado andalusí. Desde el siglo XV pasó al señorío de la casa de Aguilar y de ésta, a miembros del linaje Fernández de Córdoba. Su mecenazgo aportó lustre a Zuheros al construirse un vistoso palacio junto al castillo, a la moda de los grandes nobles del renacimiento.

Visitas

Castillo y palacio

Típica fortaleza roquera, el castillo ocupa una espectacular posición sobre un enorme risco. El conjunto defensivo que se conserva está dominado por una alta torre cuadrada, reforzada con baluartes que cabalgan en los salientes de la roca.

Castillo roquero de ZuherosIdentificado por algunos con el castillo de al-Benzarade, o del buen aire, se inició a fines del siglo IX, siendo posteriormente reconstruido por los ziríes en el siglo XI y, de nuevo, en el XII. A estas obras hay que sumar las que llevarían a cabo los cristianos después de la conquista. Frente al núcleo militar de la torre y plaza de armas, los señores de Zuheros edificaron en el siglo XVI una residencia palaciega de corte renacentista, de la que subsisten fragmentos de sus muros de sillares y detalles de cantería. 

Museo Arqueológico

El museo local recoge hallazgos relacionados con la Cueva de los Murciélagos y otros yacimientos vecinos, mostrando, entre otras piezas, instrumentos líticos, cerámica, monedas, una escultura romana y un sarcófago medieval. 

Iglesia de los Remedios

Construida al parecer sobre una mezquita, fue trazada en el siglo XVI y muy reformada a fines del XVII. La torrecilla se apoya en el antiguo alminar, mientras su interior alberga diversos objetos artísticos de interés. 

Cueva de los Murciélagos

Cueva de los MurciélagosSe sitúa en la cima de la montaña que se levanta a espaldas del pueblo, al final de cuatro kilómetros de subida impresionante, a casi mil metros de altitud. Compone un conjunto fascinante de formas calcáreas modeladas por el agua que discurre a lo largo de diversas salas. Conocida desde el siglo XIX, sirvió de hábitat a los pobladores de la sierra en el V y IV milenio, quienes dejaron útiles domésticos, objetos decorativos, una excelente serie de pinturas murales, con representaciones esquemáticas de ganado caprino, y un enterramiento. Más tarde fue empleada como almacén de frutos.

Paseos y alrededores

El pulcro caserío encalado de Zuheros invita a vagar por su apretado laberinto de cuestas, adarves y placitas. Lo atraviesan tan sólo un puñado de calles quebradas que avanzan hasta el balcón del castillo y los miradores de la Villa, de las Escominillas y del Bailón, con fantásticas vistas sobre el desfiladero y la campiña.

Vista de ZuherosSus alrededores, de gran interés natural y ecológico, encuadrados dentro del parque natural de las Sierras Subbéticas, son escenario idóneo para realizar todo tipo de excursiones serranas. Inexcusable es el ascenso a la cueva de los Murciélagos. Asombran las panorámicas que deparan la carretera, el mirador natural de la Atalaya y la plataforma que antecede a la caverna: el pueblo, como un nido de águilas, sobrevuela las primeras estribaciones de la sierra, ante el horizonte infinito del valle del Guadalquivir iluminado por los destellos de sus grandes pueblos blancos.

De las rutas de montaña que pueden trazarse en el entorno de Zuheros, cabe señalar la que lleva desde esta villa a la ermita de la Virgen de la Sierra de Cabra. En sus 15 kilómetros de trayecto, remonta los cañones horadados por el río Bailón hasta las elevaciones donde se contempla un reducto bien conservado del monte mediterráneo original. A partir de la fuente de Rebola, penetra en la depresión, o polje, de la Nava, cerrada por un circo de montañas. Al este se alza el pico Lobatejo, de 1.380 metros, y al sur, el pico de la ermita de la Sierra, meta de la excursión. Desde su altura, a 1.217 metros, en días claros se alcanza a vislumbrar las principales formaciones montañosas andaluzas, además del paisaje calcáreo que rodea sus inmediaciones.

Distancias: 76 km a Córdoba, 109 a Granada
Provincia: Córdoba
Altitud: 664 metros
Población: 821 habitantes

Puntos de Información:

  • Oficina de Información Turística: Casilla de la Cruz Blanca, Tel. 957 090 033
  • Museo Arqueológico: Plaza de la Paz, s/n, Tel. 957 694 545


Establecimientos colaboradores en la Ruta del Califato

Ziryab Taberna Gastronómica
Córdoba
Ruta del Califato
Mesón-Restaurante Balcón el Adarve
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Restaurante El Churrasco
Córdoba
Ruta del Califato
La Posada Real
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
Bodegas Mezquita Calle Céspedes
Córdoba
Ruta del Califato
Hotel Rural Casa Baños de la Villa
Priego de Córdoba
Ruta del Califato
El Lagar de los Vinos
Alcalá la Real
Ruta del Califato
Restaurante Casa Rubio
Córdoba
Ruta del Califato
Viaja por: Ruta del Califato Etapas de la Ruta Zuheros