Ruta de al-Idrisi

Al-Andalus, en la Península Ibérica, fue durante la Edad Media un territorio muy conocido y admirado, no sólo dentro del conjunto peninsular y europeo, sino en toda la cuenca del Meditérraneo. Fueron numerosos los viajeros que, atraídos por las noticias que les llegaban, iniciaban largos viajes desde las tierras lejanas, para comprobar sus excelencias. Uno de estos personajes fue el geógrafo al-Idrisi, pionero en la elaboración de cartografías, en el siglo XII.

Escribió una geografía descriptiva del mundo, que es conocida como Libro de Roger, bajo el mecenazgo del rey siciliano Roger II. Su obra es fundamental para entender la ciencia geográfica de la Edad Media, y representa un auténtico compendio del mundo conocido.

La Geografía de al-Idrisi y su magnífica compilación del saber de la época, representa un hito fundamental dentro de la memoria e historia de la geografía europea. En sus descripciones, nos habla de países, de regiones, de ciudades, montañas, ríos… dando una visión global del territorio que aún asombra, si tenemos en cuenta los conocimientos existentes en el siglo XII.

Mapa Ruta al-IdrisiLa Ruta de al-Idrisi, que ha crecido y se ha internacionalizado, gracias a la documentación reunida y los trabajos de investigación publicados en los últimos años, realizados por eruditos e instituciones de diversa índole, enlaza un amplio territorio que discurre por tres países: Italia, España y Portugal.

Es un itinerario que se basa en la figura de al-Idrisi, tal vez el geógrafo islámico más importante de todos los tiempos, y siguiendo su vida enlaza los espacios geográficos de al-Andalus y Sicilia.

En su descripción del mundo, y en especial en los territorios que conoció, como lo fueron al-Andalus y Sicilia, al-Idrisi dibuja perfectamente los itinerarios que había de seguir para ir de una ciudad a otra. Esas mismas rutas que traza nuestro autor en el siglo XII son las que puede recorrer el viajero que haga la Ruta de al-Idrisi.

No son muchos los datos históricos que conocemos de al-Idrisi. Era descendiente de los Idrisíes que gobernaron entre los siglos VIII y IX en Volúbilis y Fez. Miembros de esta familia pasarían posteriormente a al-Andalus, y en la época de las taifas, en el siglo XI, fundaron un reino independiente en Málaga, el de los Hammudíes. A su bisabuelo el rey Idris II, le prestaron juramento de fidelidad en Málaga en 1043. Este reino vio su fin cuando los reyes de la taifa granadina se apoderaron de Málaga, en el año 1056. A partir de este momento los Hammudíes se debieron dispersar por diferentes regiones.

Según fuentes medievales islámicas, como al-Safadi, el padre de al-Idrisi se estableció en Sicilia, donde se puso al servicio de la corte del rey Roger II, sin embargo es probable que antes de viajar a Sicilia se estableciera en Ceuta. Aunque no disponemos de ningún dato fiable, siempre se le había atribuido a al-Idrisi su nacimiento en esta ciudad, Ceuta, principalmente por el hecho de que en su nombre completo, una de sus nisbas era “al-Sabti”, “el ceutí”.

Probablemente nació a finales del siglo XI, en ocasiones se ha dado como fecha el año 1099, aunque no hay ningún documento que lo confirme. Sabemos que al-Idrisi realizó numerosos viajes, tanto por Oriente como por al-Andalus, en donde parece que adquirió su formación.

A través de su obra deducimos que visitó Loja, Almería, Córdoba (en donde parece ser que estuvo estudiando, de ahí que otra de sus nisbas sea “al-Qurtubi”, “el cordobés”), el sur de Portugal, Sevilla, Mérida, Tarifa, Algeciras, Málaga, Cartagena, Murcia, Lisboa, etc...Mapamundi de al-Idrisi

Además de al-Andalus, hay un espacio geográfico unido indisociablemente a la figura de al-Idrisi: Sicilia. No se sabe exactamente cuándo llegó a esta isla –tal vez 1139?–, pero sí que o bien llamado por Roger II (que gobernó en Sicilia entre 1105 y 1154), o bien una vez allí, se puso a su servicio.

Roger II (según describe al-Safadi), le encarga a al-Sharif al-Idrisi una gran obra de geografía y así compuso la obra, Kitab Nuzhat al-mushtaq, más conocida como Kitab Ruyar (El libro de Roger).

Hay que situar el encargo que el rey Roger II le hizo a al-Idrisi en su debido contexto: en aquel momento la circulación por el Mediterráneo era muy importante, tanto por motivos comerciales como por motivos expansionistas, máxime en el estado normando de Sicilia, en plena expansión. Tanto para uno como para otro motivo era fundamental conocer correctamente la geografía. Muchas son las descripciones que se han conservado de los puertos de al-Andalus, que gozarían de un fuerte tránsito. Por su parte, Sicilia, y Palermo en particular, también vivían un gran momento, siendo fundamental su estratégica posición en el Mediterráneo.

Al-Idrisi terminó de redactar su obra en 1154, poco antes de que muriera el rey Roger II. Tras su fallecimiento, siguió al servicio de su hijo, el rey Guillermo I, para quien también escribió otra obra geográfica centrada principalmente en itinerarios. Aunque no hay datos seguros, al-Idrisi parece ser que murió en torno a 1164 en Sicilia, dejando como legado una de las obras geográficas más importantes de la historia.

Para finalizar decir que Al-Idrisi fue un personaje multidisciplinar, que además de geógrafo, fue también botánico y poeta. Una vida, la un sabio geógrafo y observador, que transcurrió entre al-Andalus musulmán y la corte cristiana normanda de Sicilia, entre el mundo musulmán y el mundo cristiano, en una época compleja y diversa, en la que en torno al mediterráneo giran tres civilizaciones, el Imperio Bizantino, el mundo islámico y el Occidente cristiano.

Viaja por: Ruta de al-Idrisi