Benadalid

Vista panorámica de Benadalid.Esta escala en el valle del Genal pone de manifiesto las relaciones que hermanaron el Magreb con el Sur de la Península en época andalusí. Benadalid recoge en su mismo nombre la presencia de un linaje berebere, los Banu Jalid o Banu-l-Jali, pertenecientes al grupo tribal de los Nafza, llegados con los primeros contingentes de la conquista musulmana.

Desde su aparición desempeñaron un papel protagonista en al-Andalus, citándose en particular a uno de sus jefes, Zayde Ibn Kesadi. A mediados del siglo VIII, los cronistas mencionan la adhesión que recibió el pretendiente el omeya Abd al-Rahman de estos bereberes, refiriéndose en concreto a la tropa de 400 jinetes de los Banu-l-Jali que engrosaron sus filas. Pero esta actitud de los bereberes serranos no era sino reflejo de su indómito carácter proclive a la independencia. Así, en el año 794 estalla en los distritos rondeños un levantamiento que obliga al emir cordobés a enviar una fuerte expedición. Benadalid constituía por entonces un punto neurálgico, con una fortaleza de raíces romanas que controlaba el paso entre el área del Estrecho y el corazón de la sierra. De nuevo entraría en liza a fines del siglo IX, cuando los sublevados de Umar Ibn Hafsun tratan de ganarsea los Banu-l-Jali, cuyo caudillo Awsaya sólo les brindaría un apoyo transitorio. La fortuna de Benadalid sigue después derroteros similares al resto de la comarca: a fines del XIII es entregada a los meriníes, y en 1485 es conquistada por los cristianos.

Visitas y paseos

Castillo.Un panel de azulejos junto a la carretera indica los puntos de interés de Benadalid, que no son pocos. En primer lugar, el castillo, una recia y pintoresca edificación militar hecha de mampostería, con un pequeño acceso con arco de ladrillo bajo un escudo heráldico de la casa de Medinaceli. Desde el siglo XIX el recinto acoge el cementerio. El caserío, por su parte, se desparrama por el empinado lomo del monte conservando una enrevesada de clara impronta medieval: manzanas irregulares y compactas surcadas por cuestas, callejas y adarves, molinos y otras muestras arquitectónicas de la economía de antaño, casas con timbres nobiliarios en la vía más importante, la calle de San Isidro, y abajo, la plaza, flanqueada por los soportales del Ayuntamiento y por la iglesia de San Isidro, un templo de corte barroco, erigido en el siglo XVIII. Y en las afueras, el verdeante paisaje de cultivos y bosques, con enclaves singulares como los restos del despoblado de Benamaya, recuerdo de las aldeas que se multiplicaron por la comarca en época andalusí.

Distancias: 80 km a Algeciras, 205 km a Granada
Altitud: 700 metros
Provincia: Málaga
Población: 258 habitantes

Puntos de Información:

  • Ayuntamiento: Plaza Beni al-Jalí, 1, Tel.: 952 152 753

{mosgmap mapid=90}

Establecimientos colaboradores en la Ruta de los Almorávides y Almohades

La Casa Grande
Arcos de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Dulce Nombre
Tarifa
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Spa al-Medina Golf
Medina Sidonia
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel SFR Palacio Garvey
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Alborán Algeciras
Algeciras
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Jerez & Spa
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Husa Reina Victoria
Ronda
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Los Jándalos Vistahermosa
El Puerto de Santa María
Ruta de los Almorávides y Almohades
Viaja por: Ruta de los Almorávides y Almohades Ruta de los Almorávides y Almohades Benadalid