Olvera

Torre del Homenaje del Castillo de olvera.En la distancia y desde todas las direcciones se distingue Olvera, sobre un cerro rocoso al fondo del tapiz ondulado y rebosante de colorido que forman los campos de trigo y pagos de olivar de la campiña al pie de las sierras. Su imagen es poderosa, fotogénica, un imán que atrae la mirada. Con su caserío blanco y apretado al abrigo de una fortaleza en la cumbre, corresponde puntualmente al modelo de las villas de romance y leyenda que salpicaban la frontera entre musulmanes y cristianos en los siglos finales de la Edad Media: «…a mi salida de Granada me dirigí a inspeccionar las tierras de al-Andalus –relata el cronista meriní Ibn Marzuq–, registrando por escrito todo lo que me había ordenado el sultán… Llegué hasta Zahara y la fortaleza de Olvera (Uryawila) y el territorio vecino…».

Tanto como su estampa, su historia está vinculada de modo indisoluble a su papel de plaza fuerte avanzada en la estratégica línea fronteriza que corría por el margen de los macizos serranos de Grazalema y Ronda, bastión del reino nazarí de Granada que en conjunto resistiría hasta sus últimos momentos, entregado durante largos periodos a sus aliados marroquíes del sultanato meriní.

Entramado de calles de Olvera.Olvera, citada con el nombre árabe de Uryawila o Wubira, raíz de su denominación posterior, entra en escena en estos tiempos, a partir del siglo XIII, mencionada como un hisn o villa fortificada de carácter ante todo militar. Pese a su ventajosa posición defensiva, Olvera cayó en el siglo XIV en manos cristianas en el curso de las campañas de Alfonso XI, quien conquistaría una amplia franja entre las actuales provincias de Cádiz y Málaga, desde Olvera a Teba. Al poco de alcanzar la mayoría de edad, el rey en persona dirigió en el verano de 1327 el ataque contra la fortaleza, en el que se emplearon ingenios y máquinas de asedio. Después de las negociaciones conducidas por Ibrahim Ibn Utman, la villa capituló a cambio de que se respetasen la libertad de sus habitantes y sus bienes, tras lo cual «entregaron al rey la Villa y el Alcázar de Olvera». El hecho quedó reflejado en la historia del reinado de Alfonso XI como «el primer lugar que yo gané de los enemigos de la fé». A continuación, el monarca se apoderó de los castillos y villas vecinas de Pruna, Ayamonte y Torre Alháquime, otorgando a Olvera una Carta Puebla, documento en el que se establecían una serie de privilegios para fomentar la repoblación de la villa. En los años inmediatos, hacia 1330, el señorío de Olvera fue concedido al linaje de los Pérez de Guzmán, pasando más tarde a los Stúñiga y en 1460, mediante compra, a los Girón, a cuya estirpe, germen de la futura casa ducal de Osuna, habría de pertenecer hasta el siglo XIX.

Desde su conquista, Olvera se convirtió en un baluarte clave de la frontera cristiana con una importante guarnición, desde donde partieron célebres expediciones, como la de 1407, en la que los olvereños vencieron a los musulmanes de Ronda y Setenil. También hubo de sufrir los ataques del enemigo, como el que tuvo lugar en 1482 tras la efímera toma de Zahara por los nazaríes. Llegada la paz, Olvera experimentó un sustancial desarrollo sobre la base agrícola y ganadera de su economía.

Visitas

 Castillo, barrio de la Villa

Detalle del castillo.La fortaleza se asienta en el peñón que sobresale por encima de la población, con lienzos de muros y torres que se adaptan y aprovechan los abruptos escarpes del terreno. Su núcleo más fuerte y elevado es una majestuosa torre del Homenaje de planta rectangular y vértices redondeados hecha de mampostería de piedra, con dos cámaras abovedadas en su interior. La obra es de época musulmana, fechada hacia fines del siglo XII y más tarde reforzada y reformada por nazaríes y cristianos. Constituía la principal fortificación de Olvera, conectada con el perímetro amurallado que circundaba la población medieval, el barrio de la Villa, del que todavía se distinguen paños de muros y varias torres.

Centro Cultural la Cilla

Interior del Centro Cultural la Cilla.Una sencilla portada de piedra da paso al recinto de la Cilla, el antiguo almacén situado junto a la plaza de la Iglesia donde se depositaban las rentas en productos agrarios de los señores de la villa, los duques de Osuna. Citado por la documentación desde el siglo XVII, alberga en la actualidad un interesante Centro Cultural dedicado a La Frontera y los Castillos, con dos ámbitos en los que se realiza, a base de maquetas, escenografías, piezas arqueológicas y otros medios, un recorrido a lo largo de la historia de Olvera, la frontera medieval entre cristianos y musulmanes y los numerosos castillos y fortalezas que la jalonaban. Una grata visita, de entretenimiento garantizado para niños y mayores, que no hay que perderse. 

Iglesia de la Encarnación

Ayuntamiento e iglesia de la Encarnación.La voluminosa prestancia monumental del templo arciprestal de la Encarnación, con sus dos torres gemelas, imprime un sello inconfundible a la silueta de Olvera. Ocupa el solar de la antigua mezquita y de la primera parroquia que le sucedió, una iglesia de trazas góticas suplantada desde fines del XVIII hasta su terminación en 1843 por la obra neoclásica que hoy se admira, construida bajo los auspicios de los duques de Osuna. Presenta dos fachadas con sendas portadas y un suntuoso interior dividido en tres naves, con solerías, zócalos, altar mayor y púlpito de mármoles importados de Italia.

 

Paseos y alrededores

Vista del caserío de Olvera.El castillo, la plaza de la Iglesia y el barrio de la Villa configuran un encantador conjunto histórico en la parte superior de la población, un entramado de callejones, cantillos, placetas que invitan a un evocador paseo descubriendo sugerentes vistas del casco urbano y de los alrededores. Del sector más antiguo parten calles largas y sinuosas, como la calle Llana, donde se alinean las portadas de casas señoriales y el espléndido muestrario de arquitectura popular encalada que exhibe Olvera. En las cercanías de la localidad han de señalarse los restos del castillo de Ayamonte, otra legendaria fortaleza medieval, y la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, junto a la carretera de Torre Alháquime, santuario del siglo XVIII con una sorprendente colección de exvotos fruto de la devoción a la patrona.  

Peñón de Zaframagón.Una docena de kilómetros al oeste de Olvera se levanta el fragoso relieve del peñón de Zaframagón, una reserva natural de alto valor ecológico a base de roca desnuda y monte mediterráneo –acebuches, mirtos, madroños, lentiscos, jaras,…– donde habita la mayor colonia de Andalucía de buitres leonados, que señorean sus alturas junto con otras rapaces –águila perdicera, halcón común, búho real,…– y diversas especies faunísticas. Un lugar ideal para respirar la naturaleza a pleno pulmón.

 

La vida en la frontera

179a597b6326b042732a04e2fd811726.jpegOlvera evoca a la perfección la atmósfera de la frontera que entre los siglos XIII y XV separó los dominios nazaríes y castellanos. Según se expone al detalle en el Centro Cultural de la Cilla, la vida fronteriza estuvo marcada por una ambivalencia de conflictos e intercambios. En las fases de tregua, las relaciones se canalizaban a través de los llamados «puertos secos», lugares señalados para el comercio. Surgieron así mismo multitud de personajes asociados a la situación fronteriza, como los alfaqueques, especializados en el rescate de cautivos, fieles de rastro, para seguir la pista de aquellos que violaban los acuerdos de paz, o los jueces de moros y cristianos, encargados de dirimir las desavenencias entre las comunidades a ambos lados de la frontera.

 

Distancias: 200 km a Algeciras, 213 km a Granada
Altitud: 643 metros
Provincia: Cádiz
Población: 8.549 habitantes

Puntos de Información:

  • Oficina Municipal de Turismo: Edif. La Cilla, Plaza de la Iglesia, s/n, Tel.: 956 120 816

{mosgmap mapid=101}

 

Establecimientos colaboradores en la Ruta de los Almorávides y Almohades

Hotel Jerez & Spa
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Los Olivos
Arcos de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Molino
Ronda
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel La Torre
Tarifa
Ruta de los Almorávides y Almohades
La Casa Grande
Arcos de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Alborán Algeciras
Algeciras
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Los Jándalos Vistahermosa
El Puerto de Santa María
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Puerto Sherry
El Puerto de Santa María
Ruta de los Almorávides y Almohades
Viaja por: Ruta de los Almorávides y Almohades Ruta de los Almorávides y Almohades Olvera