Teba

La ruta se despide de Ronda enfilando la carretera A-367 en dirección a Antequera. Ofrece a la vista un paisaje de tierras altas, de campos de cereal con algunos olivares y huertas, con una soberbia corona de montañas. Al oeste se distingue Cañete la Real, y a pocos kilómetros, la fortaleza de Teba.

Vista general de Teba.La población se resguarda a los pies del legendario castillo de la Estrella. Este emplazamiento estuvo precedido por dos notables asentamientos: el poblado fortificado de los Castillejos, en una colina amesetada al sur de Teba, del I milenio a. C., y una ciudad romana de cierto relieve y nombre desconocido, localizada en el cortijo del Tajo. La villa medieval cristalizó en época musulmana en una ventajosa posición que, a su vez, controla el paso entre la Serranía de Ronda y Antequera y entre el valle del Guadalquivir y la tierra de Málaga, una encrucijada de vital interés en las comunicaciones de al-Andalus.

Junto con las vecinas localidades de Cañete –hisn Qanit, poblada por bereberes–, Ortegícar, Ardales y Turón, Teba se encuentra entre fines del siglo IX y comienzos del X en el epicentro de la rebelión que dirige el muladí –hispano islamizado– Umar Ibn Hafsun, quien tiene su principal bastión en Bobastro, en las abruptas Mesas de Villaverde que se elevan cerca de Ardales.

Vista del pueblo desde el Castillo de la Estrella.Las referencias a Teba, sin embargo, no abundan hasta más tarde, cuando empieza a cobrar importancia como posición de frontera. Al parecer, los almohades se ocupan ya de acrecentar sus murallas en la segunda mitad del siglo XII. A partir del XIII, al formarse el reino nazarí, empieza a jugar un papel protagonista, dado que desde 1240 la campiña sevillana está en manos de los cristianos, amenazando las posesiones de los nazaríes. Tras acceder a la mayoría de edad Alfonso XI, Castilla concentra su esfuerzo bélico en la frontera occidental de Granada, y así, en 1326, el infante don Juan Manuel se enfrenta en Teba con los escuadrones de Utman, jefe de las milicias africanas; en 1327, el propio rey conquista Olvera, Torre Alháquime y otras plazas que dejan a los castillos de Teba y Cañete como única salvaguarda de Antequera. Los acontecimientos se precipitan y en 1329 los cristianos convocan una cruzada. Aunque no se lleva a cabo por falta de subsidios, Alfonso XI emprende en 1330 una incursión contra Teba acompañado por caballeros extranjeros. Tras vencer en campo abierto a los nazaríes, se apodera de la villa. A renglón seguido, las circunstancias propician una tregua que pone de manifiesto las peculiares relaciones de la frontera: además del pago de un tributo de 12.000 doblas anuales, se estipula el permiso para la importación de cereales, ganado y otros artículos por parte de los granadinos.

Hasta la conquista de Granada Teba permanece en el ojo del huracán. Repoblada después de su conquista, es cedida en señorío, junto con Ardales, a Juan Ramírez de Guzmán, cuyos descendientes obtienen en 1522 el título de condes de Teba, heredado por la ilustre granadina Eugenia de Montijo (1826-1920), esposa de Napoleón III y emperatriz de Francia. Hasta el presente, Teba ha evolucionado al ritmo de las actividades agropecuarias, extendiendo su casco urbano al pie del castillo.

Visitas

Castillo de la Estrella

Castillo de la Estrella.La descomunal fortaleza de Teba, una de las mayores de la provincia malagueña, encierra una superficie de 25.000 m2 en la cúspide del cerro de la Estrella, enlazando visualmente con otras, como las de Cuevas del Becerro o Bobastro. Posiblemente surgió hacia el siglo X para refugio de la población y bienes de las alquerías cercanas, consolidándose entre los siglos XII y XIV por obra de almohades y nazaríes. Tras su conquista, el castillo fue reformado por los cristianos. Consta de dos recintos amurallados labrados en piedra: el exterior, que abrazaba la villa medieval, con torres cuadradas y una albarrana de planta poligonal, y otro en la parte más elevada del conjunto, de función residencial, con patio de armas y un robusto torreón del homenaje con cámaras abovedadas. Siete aljibes garantizaban el suministro de agua de la fortaleza.

Museo Histórico Municipal

Este modélico museo local, dispuesto en salas de la planta baja de la casa consistorial, ofrece un exhaustivo repertorio del pasado de Teba y su territorio. Inician la muestra los materiales prehistóricos de la cueva de las Palomas y los hallazgos del I milenio a. C. procedentes del yacimiento de los Castillejos, destacando una escultura de carnero y una cabeza en mármol de factura ibérica. La extinta ciudad romana del cortijo del Tajo ha proporcionado restos muy valiosos, desde el excelente retrato de Tiberio al monumental «pedestal de los erotes», basamento para una escultura con relieves de gran calidad. Asimismo se exponen piezas de cerámica islámica y otros vestigios encontrados en el recinto del castillo.

Iglesia de la Santa Cruz Real

Iglesia de la Santa Cruz Real.La parroquia de Teba es un templo de tres naves separadas por vistosas columnas de mármol, con torre de ladrillo y dos portadas de corte clásico. El interior se decora con profusión de pinturas murales, yeserías y retablos barrocos, guardando un rico tesoro de orfebrería litúrgica. La iglesia fue construida entre 1699 y 1717 por el arquitecto José Tirado, maestro mayor de la catedral de Sevilla.

Paseos y alrededores

Portada del convento de San Francisco.El caserío de Teba se ordena al hilo de calles largas y rectilíneas que reproducen el vaivén del terreno, con un dilatado eje central que lleva desde el antiguo convento de San Francisco, obra manierista del siglo XVII, hasta el confín de la calle Grande, donde se alzan la iglesia de la Santa Cruz y portadas de casas señoriales.
A partir de la calle Alta se inicia el ascenso al castillo de la Estrella, un mirador privilegiado.

Las ocasiones para el paseo o una visita se multiplican por los alrededores. Así, junto a la carretera hacia Campillos se hallan el molino de las Pilas –una almazara que conserva las instalaciones tradicionales para la elaboración del aceite– y el desfiladero del Tajo del Molino, un sorprendente cañón cortado a pico por el río de la Venta.

Casa señorial.Los que gustan del vuelo libre en parapente o ala delta tienen también en las sierras de Teba un entorno de excepción para la práctica de este deporte. El embalse del Guadalteba, conectado con los embalses del Guadalhorce y sus espectaculares parajes –como los tajos de los Gaitanes y de la Encantada–, aporta, además, el atractivo paisajístico de una amplia superficie acuática.

A corta distancia de Teba abundan las referencias de interés histórico, como las villas de Cañete la Real y de Ardales, Bobastro, Turón y Ortegícar, lugares erizados de fortificaciones y torres que componen una sugerente «ruta de los castillos», evocadora del pasado de al-Andalus, en el noroeste de la provincia.

Distancias: 146 km a Algeciras, 139 km a Granada
Altitud:
555 metros
Provincia: Málaga
Población: 4.315 habitantes

Puntos de Información:

  • Ayuntamiento: Plaza de la Constitución, 13,  Tel.: 952 748 020

{mosgmap mapid=104}

Establecimientos colaboradores en la Ruta de los Almorávides y Almohades

Hotel La Torre
Tarifa
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Dos Mares
Tarifa
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Husa Reina Victoria
Ronda
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel SFR Palacio Garvey
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Spa al-Medina Golf
Medina Sidonia
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel AC Jerez
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
AC Algeciras
Algeciras
Ruta de los Almorávides y Almohades
Hotel Prestige Palmera Plaza
Jerez de la Frontera
Ruta de los Almorávides y Almohades
Viaja por: Ruta de los Almorávides y Almohades Ruta de los Almorávides y Almohades Teba