Beja

Daremos un salto de 80 kilómetros en dirección sur, para llegar a Beja. Atravesar el Alentejo por su flanco oriental ofrece la ocasión de disfrutar climas y paisajes muy variados, y visitar Portel o Vidigueira. El camino discurre casi paralelo al cauce del río Guadiana. Beja encabezó una cora o provincia musulmana, de la que dependían territorios de la actual Andalucía, como parte de la sierra de Huelva. Ya en época cristiana, el rey don Dinis mandó levantar el castillo, cuya torre del Homenaje ha quedado como emblema de la ciudad. Cerca se encuentra el arco Romano, construido entre los siglos III y IV, con grandes bloques de piedra labrada. La Catedral de Beja (la Sé) es de finales del siglo XVI, de estilo manierista con tres naves. En la Praça da República se encuentran la iglesia de la Misericordia, de principios del siglo XVI, que en el XIX pasó a ser patrimonio municipal, y el Pelourinho, columna decorada con espirales y anillo, y con una cruz de hierro en su capitel, declarado Bien de Interés Público. En el Largo dos Prazeres está la iglesia de Nossa Senhora dos Prazeres, del siglo XVII y estilo manierista, con grandes lienzos en las paredes y azulejos del XVIII. El Museo Regional Rainha D. Leonor está formado por dos núcleos: el convento da Conceiçao y la iglesia de Santo Amáro. En el convento destacan las secciones de arqueología y la iglesia alberga la mayor colección de arte visigodo de todo el país. En la Rua de Lisboa se alza la ermita de Santo André, del siglo XVI, con elementos góticos y mudéjares, revestida en el XIX con azulejos. Para visitar el convento de San Francisco, del siglo XVI, hay que ir hasta la rua D. Nuno Álvares Pereira, donde destaca su arquitectura manuelina con decoración barroca; actualmente es un centro para la tercera edad.

Viaja por: Ruta de al-Mutamid Ruta de al-Mutamid Beja