Faro

En los 44 kilómetros que hay hasta Faro, se pueden hacer escapadas a las playas de Oura, de María Luisa o de Falésia, y más tarde visitar Loulé. Para los amantes del deporte de competición resulta una visita interesante el Estadio Algarve, con capacidad para 30.000 espectadores; es el resultado de la unión económica entre Faro y Loulé, en la zona de S. João da Venda, donde se ubica el complejo Parque das Cidades. En la zona de la ría de Formosa, con su sistema de lagunas, se levanta la ciudad de Faro. En el siglo IX los musulmanes construyeron las murallas, y en el XII se añadieron dos torres en una de las entradas principales a la villa, conocida como arco do Repouso; aún se ven restos de muralla en torno al centro histórico, que es conocido con el nombre de Vila Adentro. Para entrar en él se puede pasar bajo el arco da Vila. Caminando por Vila Adentro aparece el castillo, y en Largo da Sé, la catedral. Junto al seminario y la iglesia matriz se levanta el edificio del Paço Episcopal de Faro, del XVI. En la Praça Don Alfonso III se encuentra el convento de Nossa Senhora da Assunçao, en el que sobresale el estilo renacentista, con una iglesia manuelina y cúpula barroca, y que actualmente alberga el Museu Arqueológico e Lapidar Infante D. Henrique. La iglesia de São Francisco se halla junto al antiguo convento franciscano, mandado construir por los Irmaos Terceiros a fines del siglo XVII. En el Largo de San Pedro se encuentra la iglesia de San Pedro, y justo al lado, subiendo por el Largo do Carmo, está la iglesia do Carmo, fundada por el obispo don António Pereira da Silva en 1713, en la que destacan la ornamentación de la sacristía, los retablos tallados y la capilla de los Huesos.

Viaja por: Ruta de al-Mutamid Ruta de al-Mutamid Faro