Palos de la Frontera

Además de la Rábida, el núcleo urbano de Palos también atrae la atención del viajero, que puede palpar la historia ultramarina en sus calles. La antigua villa romana Palus, “laguna”, se llamó solamente Palos hasta mediados del siglo XVII. Un siglo antes, los primeros cronistas del Descubrimiento de América confundieron Palos y Moguer, fundiéndolos en un solo pueblo: Palos de Moguer, así que en 1642 el Concejo Municipal de Palos añadió el resto del nombre, para distinguirse del pueblo vecino.

En la Casa Museo de Martín Alonso Pinzón, capitán y regidor de esta villa y uno de los protagonistas del Descubrimiento de América, se pueden contemplar aparejos de navegación, mapas y documentos relacionados con los viajes de Colón. También destaca la iglesia de San Jorge, de estilo gótico mudéjar, cuya puerta en arco ojival es conocida como “de los novios”. Junto a la iglesia quedan restos del castillo.

Viaja por: Ruta de al-Mutamid Ruta de al-Mutamid Palos de la Frontera