Setúbal

Desde Palmela a Setúbal se va por la N-252, acercándose más o menos a las laderas boscosas de la sierra. Los romanos ya ocuparon esta zona pero durante el período musulmán el río deja de ser navegable y la región se abandona. No es hasta la conquista cristiana, en el siglo XIII, cuando la población vuelve a crecer. Hoy día es el tercer puerto pesquero portugués, con una gran industria conservera. Además, la bahía del Sado es una reserva natural.

Comienza el recorrido ante el castillo de San Felipe, de finales del XVI, de forma estrellada e irregular. En su interior alberga una capilla barroca revestida de azulejos del siglo XVIII. Quedan restos de muralla en la Rua de Santa María, o la torre hexagonal y la Porta do Sol de la avenida Luisa Todi. El Mosteiro de Jesús se halla en la Praça Miguel Bombarda (conocida como Largo de Jesús), construido a fines del siglo XV en estilo gótico manuelino; alberga el Museo de la Ciudad. En la Praça de Bocage aparece la iglesia de San Julián, matriz de Setúbal, construida en la segunda mitad del siglo XIII en estilo gótico. Uno de los edificios más notables de la ciudad es la iglesia catedral, dedicada a Santa María da Graça, construida en el siglo XVI en sustitución de una pequeña iglesia románica del XIII.

En la Praça do Quebedo, está la iglesia dos Grilos, que fue sede de la Orden de los Agostinhos Descalços (llamados Grilos). También, si hay tiempo, se puede visitar la iglesia del convento de São João, en la Rua Almeida Garret, al norte de la ciudad. Hay que salir en dirección este para llegar a Alcácer doSal, siempre en la cercanía del río Sado.

Viaja por: Ruta de al-Mutamid Ruta de al-Mutamid Setúbal