Linares

En la transición de Sierra Morena a las campiñas del Alto Guadalquivir se ubica la ciudad que sigue a la capital provincial en cuanto a población. Linares, centro económico de primer orden, ofrece una apariencia renovada, fruto de rápidos impulsos de crecimiento como el que multiplicó por seis su población a mediados del siglo XIX al calor de la expansión de la minería, actividad que ha sido básica tanto de su desarrollo moderno como de sus orígenes más remotos.

De hecho, la genealogía de Linares se pierde en los primeros tiempos de la metalurgia, en el período argárico del II milenio a. C. en que comenzó la explotación de los yacimientos de Sierra Morena, beneficios que en el milenio siguiente darían sentido al asentamiento de Cástulo. Esta población se convertiría en una de las principales entidades del sur peninsular, cabecera del más próspero distrito del mons argentarium, el codiciado «monte de la plata», y encrucijada de vías de comunicaciones situada entre el valle del Guadalquivir, el levante mediterráneo y las regiones meridionales, circunstancias que atrajeron la atención de fenicios y griegos y que en el siglo III a. C. la situaron en el centro de las disputas entre cartagineses y romanos. Bajo el dominio romano, Cástulo conoció una fase de esplendor, dotándose de edificios públicos y fuertes murallas. En sus inmediaciones se levantaba el gran arco triunfal dedicado al dios Jano que presidía con su doble rostro la entrada de la Via Augusta en la provincia Bética. Aunque su condición de sede episcopal reflejase su importancia hasta época visigoda, la estrella de Cástulo palidecería en lo sucesivo.

Escudo de armas de los Zambrana y Olid.Aún contempla hacia el 788 la derrota de Abu-l-Aswad a manos del emir Abd al- Rahman I, y a fines del siglo IX Qastuluna, en su nombre arabizado, todavía es citada como refugio del rebelde muladí Ibn Saliya. Al final de la Edad Media, sin embargo, su despoblación es completa, mientras, por el contrario, surge la población de Linares a partir de una fortaleza que antes fuera una mera avanzadilla de Cástulo. La relevancia de Linares se acrecienta después de su toma por Fernando III al hacerse con las tierras del entorno de Baeza hacia 1226. Hasta el siglo XV sirve de albergue a las tropas cristianas, y en el XVI obtiene el rango de villa. El definitivo giro de su destino acaecería en el siglo XIX, al acometerse la explotación masiva de los yacimientos de plomo y plata de su término auspiciada por la inversión extranjera y la introducción del ferrocarril.

 

Visitas

Torre del castillo

 Al lado de la iglesia de Santa María se mantiene uno de los torreones cilíndricos del antiguo castillo de Linares, germen de la población. La fortaleza formaba un rectángulo con torreones en las esquinas, una torre-puerta avanzada, antemuro y foso. Construido entre los siglos VIII y XII y remodelado por los cristianos, su trazado inicial, de la época del emirato cordobés, respondía al planteamiento de las fortalezas levantadas en Siria según modelos bizantinos. Esta torre es propiedad particular y no es visitable.

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María.Se sitúa en la cota más alta, en la cúspide del viejo casco histórico de la villa. Aunque la parroquia data como tal del siglo XIV, asentada probablemente sobre una mezquita, el conjunto de su edificio corresponde a las décadas finales del siglo XV, reformándose el crucero y presbiterio en 1573. Conjuga así un sector gótico con otro de orden clásico: consta de un cuerpo de tres naves separadas por pilares y arcos apuntados, con bóvedas de crucería decoradas con escudos en la clave, en tanto que el crucero presenta líneas renacentistas de la traza de Andrés de Vandelvira. En el presbiterio destaca el magnífico retablo mayor, de principios del siglo XVI. Muestra una portada de composición gótico flamígera y otra, la de San Pedro, de corte barroco, fechada en 1664 y atribuida a E. López de Rojas. El campanario articula una esbelta torre octogonal con detalles ornamentales renacentistas en el cuerpo de campanas.

Museo Arqueológico, casa del Torreón

En la antigua mansión solariega de los Dávalos, conocida como la casa del Torreón se aloja el Museo Arqueológico dedicado a los hallazgos de la ciudad iberorromana de Cástulo, aunque sus fondos incluyen testimonios desde el Paleolítico a la Edad Media. En sus salas se muestra una interesante colección que abarca fragmentos arquitectónicos, esculturas, bronces, orfebrería, monedas, cerámicas, terracotas y otras piezas. Cabe resaltar varias figuras zoomorfas –leones, un cuello de caballo–, columnas y capiteles, ajuares de la necrópolis de los Higuerones de Cástulo –con exquisitas cerámicas griegas–, así como los exvotos ibéricos procedentes del Collado de los Jardines.

Paseos y alrededores

Casa de la Munición.La trayectoria de Linares puede palparse a lo largo del casco antiguo y de los ensanches de la ciudad moderna. La plaza del Ayuntamiento es un lugar adecuado para iniciar el paseo, ante la fachada neoclásica de la Casa Consistorial y la vecina la Casa de la Munición labrada en tiempos de Carlos III. En la amplia plaza adyacente se hallan el antiguo Pósito, erigido en 1757, y la iglesia de Santa María. En sus inmediaciones se suceden casas palacio –de los Zambrana, de los Orozco–, con bellas torres y patios, espacios como la plaza del Gallo y la plaza Nueva o de Alfonso XII, el barroquismo de la portada del Hospital de San Juan de Dios, hoy Palacio de Justicia, y la casa del Torreón.

 Museo Andrés Segovia.A este ámbito museístico se añade la Casa Museo de Andrés Segovia, nacido en Linares. Más allá del casco antiguo se localizan la iglesia de San Francisco, o la popular Fuente de la Constitución. De la renovación que experimentó el municipio a partir del siglo XIX son buena muestra el Hospital de los Marqueses de Linares, de estilo neogótico, que alberga el mausoleo de sus fundadores debido a Lorenzo Coullaut Valera, la estación de ferrocarril y la célebre plaza de toros, donde en 1947, «un acre día de agosto, murió matando el diestro Manolete».

Los contornos de la población están salpicados de los más diversos lugares de interés. El crecimiento del casco urbano ha terminado por absorber dentro de sus límites al Santuario de la Virgen de Linarejos, la patrona, cuya devoción arranca de los tiempos de la conquista. Tras erigirse una modesta ermita, en el siglo XVII se construyó el Santuario, que hubo de reedificarse en el siglo XX.

Entre Linares y las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena se extiende la  desacostumbrada visión del paisaje minero. Por las carreteras A-312 en dirección a Arquillos y luego por la JA-5102 hacia La Carolina, se alcanza el Parque Recreativo y Deportivo de Linares del paraje de La Garza, dotado de múltiples instalaciones y repleto de arboleda en medio de la típica vegetación mediterránea de Sierra Morena. La A-312 que se dirige a Arquillos conduce también al enclave de El Piélago, a 9 km. de Linares, una bella formación paisajística de roquedales. En el lugar se observa asimismo el llamado «puente de Vadollano», por donde transitaba la calzada romana que unía el Alto Guadalquivir con Levante. A apenas 5 km. de Linares camino de Jabalquinto, la carretera A-302 pasa junto al castillo de Tobaruela, una hermosa fortaleza señorial de fines del siglo XV.

 

Las ruinas de Cástulo

Ruinas de Cástulo.El yacimiento arqueológico de Cástulo se encuentra en una colina sobre el valle del río Guadalimar al sur de Linares, a unos 8 km. al lado de la carretera J-3003 que lleva a Torreblascopedro. En el solar, parcialmente excavado, de la que fuera mítica capital de un rico distrito minero en la Antigüedad se entrelazan los vestigios iberos, púnicos, romanos, visigodos y árabes. Cástulo alcanzó su máximo esplendor entre el siglo VI a. C. y la época romana, reduciendo paulatinamente su importancia en los siglos siguientes. Junto a las ruinas de fortificaciones, elementos urbanos, villas y necrópolis de variada cronología se distinguen restos de torres y obras defensivas medievales, vestigios del recinto de planta rectangular de la Qastuluna andalusí, también llamada Cazlona o castillo de Santa Eufemia con posterioridad. 

 

Distancias: 51 km a Jaén, 141 a Granada
Provincia: Jaén
Altitud: 417 metros
Población: 61.452 habitantes

Puntos de Información:

  • Oficina Municipal de Información: Paseo de Linarejos, s/n,(Antigua Estación de Carga), Tel. 953 607 812

{mosgmap mapid=39}

Establecimientos colaboradores en la Ruta de los Nazaríes

Área de Servicio Abades Bailén
Bailén
Ruta de los Nazaríes
Gran Hotel Triunfo Jaén
Jaén
Ruta de los Nazaríes
Hotel Puerta de la Luna
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Área de Servicio Abades Puerta de Andalucía
Santa Elena
Ruta de los Nazaríes
Hotel Husa Rosaleda de Don Pedro
Úbeda
Ruta de los Nazaríes
Hotel TRH Baeza
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Hotel las Casas del Cónsul
Úbeda
Ruta de los Nazaríes
Viaja por: Ruta de los Nazaríes Etapas de la Ruta Linares