Úbeda

La monumental ciudad domina desde su loma el valle del Guadalquivir, anclada en un mar de olivares frente a los macizos de Sierra Mágina y Cazorla. En su mismo solar se ha constatado ocupación humana desde el tercer milenio a. C. Situada al sur de la localidad actual, se encuentra la ciudadela ibérica de Betula, convertida por Augusto en la romana Colonia Salaria, enclavada en una estratégica posición sobre las calzadas que comunicaban Cástulo con el este de la región.

Puerta de Granada.La población, sin embargo, en su emplazamiento de hoy,  fue fundada por los musulmanes en tiempos del emir Abd al-Rahman II (822-852) y terminada durante el reinado de Muhammad I por el gobernador de la cora de  Jaén Hashim ibn Abd al-Aziz. Recibió el nombre de Madinat Ubbadat al-Arab por su rango de ciudad y la estirpe de sus pobladores, árabes de la plena confianza de la aristocracia gobernante. Su fundación representaba así una medida política que contrarrestaba el peso de la sediciosa población mozárabe de Baeza. Desde su origen, Úbeda se señala como una de las ciudades de mayor relieve del Alto Guadalquivir, que en el siglo XI es objeto de disputa entre los reinos de taifas de Almería, Granada, Toledo y Sevilla, hasta su conquista por los almorávides en 1091. De nuevo salta a la palestra en el siglo siguiente, al ser atacada en 1137 y, de nuevo, en 1147 por Alfonso VII. El reyezuelo Ibn Hamushk la controla después hasta 1169, cuando se somete al poder almohade. A finales del siglo XII e inicios del XIII sufre el asalto de Alfonso VIII, y en 1212, tras la batalla de las Navas de Tolosa, sucumbe ante los cruzados, aunque la abandonan al poco tiempo.

Ventana de forja de hierro.Al fin, la toma de Baeza en 1226 por Fernando III la deja aislada como la última gran ciudad musulmana del Alto Guadalquivir. En 1233, al cabo de seis meses de asedio, el monarca cristiano obtiene su capitulación. Se cierra entonces el brillante período de esta medina musulmana, famosa por las manufacturas de sus artesanos, por la habilidad de sus caballeros en el manejo de la espada y por la pasión de sus habitantes por la música y la danza.

En su etapa bajomedieval Úbeda se militariza y sirve de ciudad-base en la lucha fronteriza. Las rivalidades de los bandos locales –Traperas contra Arandas primero, luego Cuevas contra Molinas– tiñen de sangre su historia hasta las postrimerías del siglo XV. Con la paz impuesta por los Reyes Católicos, que ordenan demoler la alcazaba en 1507, se abre el siglo dorado de Úbeda. Los mejores ecos del renacimiento resuenan en su calles silenciosas, arquitectos de genio desparraman su talento en los principales edificios, dejando en su trama urbana un sello único.

 

Visitas

Recinto amurallado

Torreón de la Cava.El perímetro defensivo abarca una superficie de unas 34 ha. Define un área de contorno poligonal con un saliente en el sector más elevado, al sureste, correspondiente a la alcazaba, donde se localizaban la mezquita aljama y la casa del gobernador. La historia de las murallas de Úbeda se corresponde con la de la población desde su fundación hasta finales de la Edad Media. El primer trazado se realizó a mediados del siglo IX bajo el emirato omeya. En siglos posteriores fue reconstruido, reformado y recrecido. Las principales intervenciones debieron llevarse a cabo en el siglo XII tras los daños provocados por diversos ataques, en el XIII por mano de los almohades justo antes de la conquista por Fernando III y desde entonces hasta el siglo XV durante su etapa como ciudad fronteriza. Estas obras cristianas le dieron su fisonomía definitiva. Aún se conservan apreciables fragmentos de murallas, torres y puertas, unas veces a la vista, sobre todo en el sur y este del recinto, y otras enmascaradas por el caserío. Destaca, en primer lugar, el reducto donde estuvo la alcazaba, por la Redonda de Miradores y la Saludeja. Junto a San Lorenzo se halla la puerta de Granada, acceso de tamaño reducido con arco de medio punto. Sigue el trazado por las calles Cava y Rastro hasta la plaza de Andalucía, con la torre del Reloj, del siglo XIII, para girar por la Corredera de San Fernando, en la que se levanta una potente Torre Octogonal, quizás de factura almohade con reformas cristianas. A continuación se abre la puerta del Losal, el elemento defensivo más notable de la cerca ubetense, obra mudéjar del siglo XIV con paso de doble arco de herradura apuntado. La cuesta de San Millán discurre al pie de una muralla torreada que se aproxima de nuevo al sector del castillo hasta el lugar donde estuvo la puerta de Santa Lucía.

Santa María de los Reales Alcázares

Torre del Reloj.Ocupa un lugar eminente en el recinto amurallado, asentada sobre la mezquita aljama de la ciudad andalusí. Adosada a los muros del castillo, fue el primer templo consagrado por Fernando III tras la conquista de la ciudad. Su compleja fisonomía es fruto de la superposición de obras desde el siglo XIII hasta el XIX, sobre una planta que conserva el trazado básico del oratorio musulmán precedente, según se desprende de las proporciones y distribución de sus naves y del claustro anejo, herencia del patio de abluciones. Su fachada principal se orienta a la plaza Vázquez de Molina, con una portada clasicista del siglo XVII y dos espadañas. El claustro, gótico de finales del XV, se adorna con esculturas y relieves pétreos. El interior consta de cinco naves separadas por pilares y arcos ojivales, adosándose a sus costados hasta 16 capillas en las que se aprecian rejas de forja, imaginería y pintura de notable mérito.

Palacio Vázquez de Molina o de las Cadenas

Casa de la Cadenas.Las aquilatadas proporciones de este edificio exento labrado a mediados del siglo XVI por Andrés de Vandelvira completan el corazón renacentista de Úbeda. Fue su promotor Juan Vázquez de Molina, sobrino de Francisco de los Cobos y, al igual que él, secretario del Emperador y de Felipe II. De planta cuadrada, con patio interior columnado de dos plantas, representa los más puros cánones del clasicismo renacentista de ecos italianos. En la actualidad aloja el Ayuntamiento.

 

Sacra Capilla del Salvador

Al fondo capilla de la Iglesia del Salvador.Compone uno de los costados de la plaza Vázquez de Molina. Edificada como capilla funeraria de Francisco de los Cobos, está considerada una obra estelar del renacimiento español y la mejor del arte religioso local. Sobre un proyecto de Diego de Siloé dado en 1536, Andrés de Vandelvira realizó el suntuoso templo entre 1540 y 1556,  consagrándose en 1559. La escultura corrió a cargo del francés Esteban Jamete. Una fachada-retablo con relieves platerescos precede al cuerpo de una nave y capilla mayor circular bajo una gran cúpula, separadas por la espléndida reja forjada por Francisco de Villalpando en 1555. Especial atención merece la sacristía, la pieza maestra de Vandelvira, elegante recinto al que se accede a través de un paso en esviaje. A espaldas de la Capilla se adosan otras iniciativas del fundador, el palacio de Francisco de los Cobos y el Hospital de los Honrados y Venerables Viejos del Salvador.

Casa de las Torres

Casa de las Torres.Mandada construir por Andrés Dávalos de la Cueva, inaugura la extraordinaria serie de arquitectura palaciega que se desarrolló en Úbeda desde principios del siglo XVI. Dos robustos torreones flanquean el telón ornamental de la fachada, cuajada de motivos arquitectónicos y relieves platerescos.

 

Casa Mudéjar, Museo Arqueológico

Casa MudéjarEn las salas de esta muestra de arquitectura doméstica bajomedieval de rasgos mudéjares, con un patio rodeado de corredores y una galería de arcos de herradura apuntados sobre pilares, se exponen hallazgos arqueológicos de Úbeda y otros municipios cercanos. Destacan las piezas procedentes de la ciudad romana de Úbeda la Vieja, la serie de exvotos ibéricos de Sierra Morena, y ejemplos de cerámica de variada cronología. 

 

Iglesia de San Pablo

Iglesia de San Pablo.El templo, situado en el centro neurálgico de la urbe medieval, fue reedificado a partir del siglo XIV sobre la parroquia anterior, fundada en el XIII en el solar de una mezquita. En su conjunto es obra gótica con adiciones posteriores. A los pies se abre la portada de los Carpinteros, valiosa muestra de estilo tardorrománico de finales del XIII, y hacia la plaza, la rica portada principal, de 1511, de esquema gótico isabelino. El interior presenta tres naves y cabecera poligonal, con capillas como la del Encaje y la del Camarero Vago, de la primera mitad del XVI, magnífica pieza de arquitectura funeraria plateresca.

Convento de San Miguel, Museo de San Juan de la Cruz

Este convento de la orden del Carmelo establecido en 1587 incluye un oratorio, levantado entre 1637 y 1685, y un museo dedicados a San Juan de la Cruz, donde se albergan el sepulcro y diversos objetos relacionados con la vida y la obra del santo.

Hospital de Santiago.

Hospital de Santiago.Construido entre 1562 y 1575 está considerado una de las obras maestras del arquitecto Andrés de Vandelvira. Presenta una grandiosa fachada con portada central bajo un relieve alusivo al santo titular y sendas torres en los extremos, una de ellas con chapitelde tejas vidriadas de colores. En el centro se abre un gran patio porticado sobre estilizadas columnas que evocan las proporciones de los soportes columnarios nazaríes, un recurso de sincretismo arquitectónico desarrollado por Vandelvira. Desde el patio se accede a la iglesia, un espectacular ámbito cubierto por bóvedas decoradas con molduras y pinturas murales que adopta una original planta en «H», con dos torres que arrancan de su tramo central. La antesacristía y la sacristía destacan por su decoración pictórica. El hospital se utiliza en la actualidad como centro cultural. 

 

 

Paseos y alrededores

Palacio Vela de los Cobos.La plaza Vázquez de Molina es el espacio que resume la esencia de la ciudad, conjunto característico de palacios, iglesias, torres y murallas. El mecenazgo de don Francisco de los Cobos y otros poderosos hidalgos fraguó un excepcional ámbito arquitectónico. Desde este sector, donde se ubicaba la judería, Úbeda se asoma a la campiña  acodándose en el balcón de la Redonda de Miradores. Hacia la puerta de Granada se distinguen la iglesia de San Lorenzo, iniciada en el XIV y reedificada en el XVI, y la casa de las Torres. Al norte corren los vericuetos de la parte antigua donde habitaron los últimos moriscos ubetenses, entre mansiones solariegas como el palacio Vela de los Cobos, paradigmática obra de Vandelvira, o la casa de los Salvajes, junto a rincones como el Oratorio de San Juan de la Cruz, la Casa Mudéjar o la puerta del Losal. Esta área gravita en torno a la plaza del 1 de Mayo, en la que coinciden la iglesia de San Pablo y la fachada porticada de las antiguas Casas Consistoriales, de mediados del siglo XVI.

Portada mudéjar del Real Monasterio de Santa Clara.En la arteria mayor que es la calle Real sobresale el palacio de los Condes de Guadiana, con una torre mirador en esquina rematada en 1615, mientras en sus aledaños asoman el convento de Santa Clara, el primer monasterio de monjas franciscanas de Andalucía, establecido en 1290, y las iglesias de Santo Domingo, con un admirable artesonado, y de San Pedro, uno de los templos más añejos, emplazado sobre una mezquita. Ya fuera de los límites que señalaba la muralla se ubica la plaza de Andalucía, el eje del centro actual, al pie de la Torre del Reloj, un torreón del siglo XIII reformado en el XVI. En esta zona de arrabales descollan, por último, el Hospital de Santiago que, por su austeridad y magnitud, ha sido comparado con El Escorial, el barroco convento de la Trinidad y el templo gótico de San Nicolás. 

Además Úbeda ofrece mucho más en sus alrededores. La carretera A-301 hacia La Carolina se acerca al santuario de la Virgen de Guadalupe, ermita barroca del siglo XVII distante tan sólo unos kilómetros del bello puente Ariza, proyectado por Vandelvira, sobre las aguas del Guadalimar. Hacia levante por la N-322 se hallan la aldea de San Bartolomé, con su ermita y la torre de Garci-Fernández encima de un recinto fortificado iberorromano, el frondoso enclave de vegetación autóctona del Quejigal y la Cañada Real de El Paso.

Distancias: 57 km a Jaén, 147 a Granada
Provincia: Jaén
Altitud: 758 metros
Población: 34.139 habitantes

Puntos de Información:

  • Oficina de Turismo Junta de Andalucía: Baja del Marqués, 4, (Palacio Marqués de Contadero), Tel. 953 779 204

{mosgmap mapid=41}

Establecimientos colaboradores en la Ruta de los Nazaríes

Hotel la Casona del Arco
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Área de Servicio Abades Bailén
Bailén
Ruta de los Nazaríes
Hotel Palacio de los Salcedo
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Área de Servicio Abades Puerta de Andalucía
Santa Elena
Ruta de los Nazaríes
Hotel TRH Baeza
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Hotel Husa Rosaleda de Don Pedro
Úbeda
Ruta de los Nazaríes
Complejo Rural Hacienda de la Laguna
Baeza
Ruta de los Nazaríes
Hospedería Rural Palacio Guzmanes
Baños de la Encina
Ruta de los Nazaríes
Viaja por: Ruta de los Nazaríes Etapas de la Ruta Úbeda